Visualizando sueños

Los viajes a menudo comienzan mucho antes de subir a un avión. El mío comenzó el día en que puse recortes de niños africanos sonrientes en mi vision board, junto a paseos en camello en el medio del desierto, animales salvajes y una foto de un globo aerostático a un lado de la palabra “sueño” y la fecha: “verano 2017”.

No tenía idea de cómo iba a hacer que todo sucediera ya que no tenía un peso ahorrado y el verano estaba a 5 meses de distancia, pero de alguna manera logré obtener el dinero para un viaje de 3 meses, y con muchas emociones y expectativas, embarqué mi viaje hacia mi primera parada.

Mientras sostenía los folletos de los tours disponibles en El Cairo, no podía dejar de mirar la imagen del globo aerostático volando sobre el río Nilo; “¡Luxor, vamos a Luxor!”. Mis amigos estuvieron de acuerdo y todos reservamos boletos de tren para la noche en que íbamos a regresar de nuestro viaje de un día a Alejandría.

Después de un día en el que disfrutamos de paseos entre castillos al lado del océano, comer marisco fresco, y conocer la hospitalidad de los egipcios, volvimos a la estación de tren de Alejandría donde descubrimos que nuestro tren se había retrasado. No podía dejar de pensar en que no se llevara a cabo el paseo en globo aerostático, así que recé para que llegáramos a tiempo y subimos al viejo vagón de tren.

Tan pronto como llegamos a El Cairo, tomamos nuestras maletas y comenzamos a correr entre la locura de la antigua estación, y llegamos a la pista 12 solo para ver nuestro tren a Luxor irse, justo como se fue de mi mente la imagen del globo aerostático de mi vision board. “No esta vez” pensé, “está bien”. Así que lo dejé ir y decidí dejar que el curso del viaje me guiara en adelante.

Y el viaje me guió a la sabana africana 1 semana antes de regresar. Allí estaba yo, en la tierra del espacio infinito, donde realmente entendí el significado de infinitas posibilidades. ¿Cómo podía estar yo, viviendo en el otro lado del mundo, aprendiendo de sabios elefantes, feroces leones, libres antílopes, y observando grandes lunas rojas a través de los árboles de acacia?.

Bueno, por alguna razón que aún no podía entender, estaba rodeada de una belleza que desearía que todas las personas del mundo pudieran ver. Y luego, el sol comenzó a levantarse y hubo un momento en que no pude ver si era de día o de noche. ¿Fue el final o el comienzo? y luego lo vi. Un globo aerostático azul y blanco que subía hacía el cielo a través de las acacias, y luego otro, y otro, y otro, hasta que el cielo del Serengeti estaba lleno de ellos. ‘Es el comienzo’ pensé, limpiando las lágrimas que caían por mi rostro.

 

3 thoughts on “Visualizando sueños

Leave a Reply to Sara G.C. González Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s